Esquí en verano, que el ritmo no pare

Redacción
17/06/2019
La esquiadora Marina Rodríguez ha logrado revalidar por octava vez el...”

 A las puertas del verano, las playas de Huelva atraen a visitantes de todas partes. A cualquiera de ellos le sorprendería saber que la campeona nacional de esquí de la última década vive aquí, donde apenas se adivina la nieve en la sierra. Sin embargo, Marina Rodríguez Ferrera ha revalidado este año el campeonato de España de esquí alpino para discapacitados intelectuales, el noveno título en su carrera a pesar de sus escasos 24 años, incluyendo un título en fondo. Una trayectoria de ensueño en este deporte de invierno, inusual en la Baja Andalucía, que además se suma a su brillante palmarés desde adolescente como nadadora y atleta.

A la hora de entrenar, no queda demasiado lejos Sierra Nevada, adonde la onubense no va todo lo que le gustaría. Sólo en las vacaciones navideñas y cuando sucede alguna concentración deportiva. Por ello, practica el esquí desde hace años en el estadio Iberoamericano de Huelva. Es el lugar donde Rodríguez entrena el eslalon mediante el ejercicio del patín, un esfuerzo añadido que la motiva pese a la lejanía de las pistas de nieve.

El pasado enero defendió su título nacional en las pistas ilerdenses de Boí Taull. Por novena vez, volvió a quedar por delante de sus rivales y lo hizo, además, casi quince segundos mejor entre las dos mangas que los deportistas masculinos. La menuda deportista, natural de San Juan del Puerto, se desliza por la nieve con suavidad y rapidez, y de momento no encuentra quien la tosa, ni siquiera las competidoras que llegan de las regiones frías de la península.

La precocidad y el talento de la onubense no se queda en el esquí. Perteneciente al Club Onubense de Deportes Adaptados (CODA), que preside su madre, Beatriz Ferrera, la natación es uno de los pilares de su trayectoria. Desde los 14 años suma medallas andaluzas y nacionales en braza, espalda, mariposa, libres, estilos y por relevos. Su dedicación a la natación, desde el club familiar, la ha llevado también a asumir el papel de monitora de los más jóvenes, incluido el campeón europeo David Sánchez, la última perla del club onubense.

Brillante también en su perfil académico, el no parar de Rodríguez se explica en parte por su trastorno de hiperactividad, pero también por la pasión deportiva de toda la familia. Su hermano Pablo, con síndrome de Down, acompaña a la campeona y comparte su afición por el esquí, al igual que su primo, quien la introdujo en esta afición, pese a los madrugones que debe hacer toda la familia en invierno. El sacrificio merece la pena para la onubense, quien no ha dudado en alzar la voz para pedir a las administraciones más ayudas para el deporte adaptado.

Incapaz de estarse quieta, Rodríguez se dedica igualmente a otras disciplinas. El baloncesto y el atletismo, donde también cosecha medallas de oro en modalidades tan diferentes como el salto de longitud y lanzamiento de peso y jabalina, la última el pasado mayo en los Nacionales celebrados en Granada. Para ella, cada prueba es diferente y aún le asaltan los nervios antes de lanzarse a competir, sobre todo en las heladas, oscuras, empinadas y silenciosas pistas de nieve. 

En su trayectoria queda la espina de haberse quedado a las puertas de los Juegos Paralímpicos de Londres 2012, donde su principal rival de entonces en la natación nacional, la canaria Michelle Alonso, se llevó el oro en los 100 metros braza, hito que repitió en Río 2016. Tal vez la sanjuanera aún pueda cumplir su sueño en una prueba olímpica invernal, cuya próxima cita será en Pekín en 2022. De las aguas a las nieves sólo queda la gloria.

 

Compartir:
Podcast Andalucía Deportes
 




El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.